SuperGeek.cl
Síguenos:

[Reseña] "One Piece": Un viaje lleno de corazón

Se cumplieron 21 años del anime inspirado en el manga de Eiichiro Oda, pero recién este 2020 empecé a verlo: los prejuicios quedaron atrás y hoy ya no nos bajamos de este barco.

Nunca es tarde para empezar.

Han pasado 21 años desde que el 20 de octubre de 1999 debutara en Japón el primer capítulo de "One Piece", el anime inspirado en el manga de Eiichiro Oda, y hoy tanto la animación como la obra original siguen vigentes con más de 900 capítulos cada uno.

Sin embargo, antes de este 2020 jamás habría pensado en ver el anime, menos leer el manga.

Con mi esposa vemos mucho anime, varios al mismo tiempo -un clásico entre quienes siguen la animación japonesa-, pero la obra de Oda-sensei nunca estuvo en el catálogo ni pensábamos en incluirla. Reconocíamos el impacto de "One Piece", incluso había jornadas en que nos poníamos a escuchar las canciones y las disfrutábamos (Bon Voyage!), pero no sentíamos el llamado como para lanzarnos a la aventura junto a "Luffy" y compañía.

Más allá de la extensión de la serie, principalmente había prejuicios respecto a los diseños de los personajes, lo exagerado de sus proporciones.

El confinamiento por la pandemia nos llevó a ocupar el tiempo de ocio en ver series de gran extensión, donde aparecieron desde "The Office" hasta la "Hunter X Hunter" de Madhouse. Y llegó un día en que no teníamos ninguna de gran duración en la lista.

En ese momento decidimos darle una oportunidad al famoso anime. Tras finalizar la primera saga, "East Blue", y entrar al Grand Line, nos tragamos nuestros prejuicios. Entendimos lo que la hace especial, lo que hace que aún a 20 años haya fanáticos siguiendo la historia tanto en el anime como en el manga: acá hay corazón.

El viaje inicial que lleva a "Luffy", el chico de goma que sueña con transformarse en el Rey de los Piratas, a reunir a su tripulación inicial, "Zoro", "Nami", "Usopp" y "Sanji", y conseguir la carabela "Going Merry", es una montaña rusa de emociones.

En un capítulo podemos reír, emocionarnos y al rato estar con lágrimas, como nos pasó con la despedida de "Sanji" del Baratie, la trágica historia de "Bellemere" o el momento en que "Nami" deja atrás el orgullo y le pide ayuda a "Luffy", quien le responde afirmativamente con un enorme grito al cielo y dejándole a su cuidado su objeto más preciado.

El líder de la banda de Sombrero de Paja había detenido a "Nami" cuando ella se apuñalaba el hombro, donde estaba un tatuaje que representaba todo lo malo que le había pasado. "Luffy" siempre iba a decirle "sí" cuando le pidiera su ayuda. Sólo esperaba que ella confiara en él como él confiaba en ella.

Aunque "Nami" no lo reconociera, ella era parte de su tripulación y, con ello, algo sumamente importante para él. No iba a dejar que se hiciera más daño. Él se iba a sacrificar por ella apenas se lo pidiera. Y lo hizo en ese magistral arco de "Arlong Park" junto a sus otros compañeros del "Going Merry".

Ese fue el momento decisivo en que nos dimos cuenta que todos nuestros prejuicios estaban muy equivocados. El gran corazón de "Luffy", donde cada uno de sus compañeros es preciado e importante, sacrificándose por ellos apenas se lo pidieran -incluso aunque no lo hicieran-, eso es lo que nos hizo quedarnos en esta aventura, donde jamás se pierde la emoción y la sorpresa.

Incluso, ahora reconocemos que los diseños que reconocíamos raros y exagerados son parte de la identidad de la serie, parte de lo que la hace especial. Ya no podemos verla sin esas proporciones tan extrañas.

Sin embargo, no podemos no reconocer que llegar a este punto no fue fácil, ya que el anime tiene el aspecto negativo aspecto de tomarse mucho tiempo para contar la historia, a diferencia del manga. De hecho, ambos empiezan de manera muy distinta.

La animación opta por tomarse con calma el contar su historia, creando verdaderos tiempos muertos en los primeros episodios y haciéndose bastante largo el inicio para alguien que recién está comenzando con la franquicia. Sin embargo, el darle la oportunidad y dejar que avancen los capítulos tiene sus recompensas.

Sé que aún nos falta mucho por descubrir, demasiados personajes por conocer, tantas aventuras por ver, pero de algo estamos seguros: de este barco ya no nos bajamos.

"One Piece" tiene sus primeros 61 capítulos disponibles en Netflix, abarcando la saga del East Blue; mientras que en Crunchyroll pueden encontrar todos los episodios estrenados a la fecha, ya que ahí se estrenan semanalmente en simulcast.

En cambio, si prefieren el manga, está la opción de leer en español (y legal) los primeros tres capítulos y los últimos tres en MANGA Plus.